lunes, 12 de noviembre de 2007

CONSECUENCIAS



Biofísicas:
Aunque en el pasado se creía que el eucalipto era nocivo principalmente por la acidez (pH 5.2 a 5.8) que genera en el suelo, esto sólo lleva a deterioro si permanece constante por más de 10 años.



Es mejor sembrar especies foráneas que dejar el suelo descubierto, pero el efecto más drástico es la reducción de la heterogeneidad en la población de microorganismos del suelo, factor que si se ve beneficiado ampliamente por las especies nativas.



Con los bosques monoespecíficos, la simpleza de su estructura lleva a un descenso en la población edáfica, ya que sólo algunos organismos resisten las características químicas del suelo aledaño a los eucaliptos, y muy pocos pueden usar sus hojas como fuente de alimento, esto lleva también a una reducción del humus y de los valores de degradación.



Los eucaliptos crecen más rápido que otros árboles maderables, en parte porque tienen un sistema de toma de agua más eficiente, esto significa que su consumo de agua es mucho mayor, su tasa fotosintética es mucho mayor así que en términos de producción de oxígeno pueden incluso resultar buenos. Se ha probado que las plantaciones de eucalipto causan un desbalance en los ciclo hidrológicos locales al gastar las reservas subterránea de agua, y además al estar en pendientes, no regulan el agua tan bien como las especies locales. Los eucaliptos no son árboles buenos para el control de la erosión, y al secar el suelo y reducir la microflora del mismo, pueden llegar incluso a empeorar las condiciones, al disminuir la compactación de este.



También hay un número de posibles efectos en el balance de nutrientes de la tierra; los eucaliptos aumentan la cantidad de Aluminio en el suelo, esto produce unas sustancias llamadas sesquióxidos que hacen que bajen las concentraciones de potasio y otros minerales, produciendo erosión y escorrentía, es decir que los minerales son llevados fuera del lugar en el agua. El lavado de elementos es más altos por que los eucaliptos tienen una mayor densidad radicular que los árboles nativos.



Se dice que una plantación permanente puede remover los nutrientes de la tierra, también promueven la pérdida de los nutrientes al permitir la rápida pérdida de agua y contribuir a la erosión.



De todas formas los efectos de una plantación de esta naturaleza varían según la especie que se use, el manejo que se le de al cultivo y las condiciones biofísicas locales. Si se hace en una tierra que previamente estaba vacía, los efectos se van a sentir diferentes a si se hace para remplazar bosque nativo o otros cultivos.



Introducir eucalipto a un área donde no existía previamente trae dos tipos de efectos a la fauna y flora del área, competencia y reemplazo. Puede ser por la producción de sombra, competencia por los nutrientes y el agua, disrupción de los sitos, efectos aleopáticos ( influencias químicas directas del eucalipto a las otras especies), o efectos acumulativos de deterioro del suelo.
La fauna se ve afectada porque hay un cambio total de hábitat, debido a la nueva flora, nueva estructura de la vegetación, y el reemplazo de una especie nativa que soportaría una mayor comunidad de animales herbívoros; esto significa que las especies foráneas pueden llevar a un reducción en la complejidad de las cadenas tróficas del lugar.



La aleopatía es un factor muy importante. Algunas especies de eucaliptos producen químicos que inhiben la germinación o el crecimiento de otras especies. Esto hace que en un cultivo de eucalipto, rara vez se encuentren otras especies, y siempre hay poco, sino inexistente maleza, lo cuál contribuye a que los nutrientes sean menos.



Sin embargo el problema no tiene una solución tan simple como decidir remplazar los bosques de eucalipto por bosque nativo, ya que hay efectos dañinos de remover los bosques de eucalipto.




Sociales, Políticas, Culturales y Tecnológicas:



Con las supuestas "soluciones" de reforestación, se ha dejado a la gente en un estado a veces peor del inicial en cuanto a la degradación de la vegetación del lugar. Obviamente este problema también trae consecuencias sociales y económicas, y estos factores afectan directamente las causas y consecuencias del problema. Los efectos pueden ser específicos al sitio de cultivo, afectar regiones enteras, o tener efectos sociales debido al cambio del uso que se le da a la tierra.



Entre las ventajas que le trae a la gente el cultivo de eucaliptos está el ser un árbol "multipropósito" que da madera, sombra tenue, miel, aceites, y en algunas especies semillas. Es altamente productivo, y si está bien cultivado no hace falta derribar el árbol para obtener buena madera para combustible y aserrín. También se pueden usar como combustible las hojas y las ramas que se caen.



Entre las desventajas que se observan, especialmente en zonas pobres y rurales, se encuentra que cuando grandes no se pueden "cultivar" con medios manuales, recoger la hojarasca hace la tierra susceptible a la erosión, los cultivos pueden usar tierra que fuera productiva para el cultivo de comida, la pelea por la tierra puede desplazar gente y puede hacer que la madera como combustible pase de ser algo que se obtiene gratis de la naturaleza a ser un producto más del mercado. Todo esto sin contar los efectos sobre las poblaciones aledañas que traen consigo los problemas ecológicos descritos anteriormente.



Al analizar los efectos de la introducción del Eucalipto en la Sabana de Bogotá, nos damos cuenta que todos están entrelazados entre sí. Por ejemplo, un efecto directo de la siembra de Eucalipto es la erosión del suelo debido a la falta del agua. Esto repercute social, económica y ecológicamente. Ecológicamente deteriora el suelo y hace que pierda su fertilidad, así mismo impidiendo el crecimiento de otras especies que sí podrían retener agua como es el musgo, provocando la erosión. A nivel económico este resecamiento del suelo hace imposible el cultivo en el mismo, inutilizándolo completamente.



De la misma forma, contribuye a la sedimentación de ríos alimentadores del acueducto, provocando posibles obstrucciones en la distribución del agua potable. Socialmente los efectos adversos probablemente se presenten a largo plazo, con la necesidad de talar bosque para conseguir tierra fértil o el desbordamiento del río a causa de la sedimentación. A corto plazo, el Eucalipto es un negocio redondo, ya que incluye utilidad en relativamente poco tiempo.